Trona inclinada, comer mejor y sin ensuciar

El momento de la comida también es un momento de aprendizaje en donde el bebé aprenderá a desarrollar sus habilidades sensorio motrices. Tomará a la comida con sus manos y se la llevará a la boca, investigará y disfrutará de las texturas y sabores.

Por todo esto, es importante que el bebé esté cómodo y libre para mover los brazos. El mercado ofrece un abanico de tronas para comer aunque muchas de ellas son poco prácticas, incómodas y no se ajustan a las necesidades del niño.

Sin embargo, algunos diseños son muy interesantes como es el caso de esta trona que tiene un asiento inclinado y permite que el bebé esté en una mejor posición para comer, en el ángulo perfecto pero sintiéndose seguro gracias a que el asiento es de un tejido elástico que lo mantiene firme. El material además es fácil de limpiar pues bastará con pasar un paño sin desmontar la trona para que esté higienizada.

El ángulo de la trona además evita que la comida caiga encima del niño, algo muy frecuente en las tronas tradicionales.

Escrito por | 8 de junio de 2014 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Muebles y decoración

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta