Vacuna del sarampión y autismo: no hay relación

Una nueva investigación afirma que no hay ningún vínculo entre la vacuna contra el sarampión y el autismo.

Sin embargo, algunos temores persisten, en parte debido a un estudio británico de 1998 que vinculaba la vacuna con un subgrupo de niños autistas que también sufrían graves problemas gastrointestinales. Este estudio informó que el virus del sarampión fue persistente en los intestinos de los niños. El temor se basa en que los virus atenuados de la vacuna del sarampión, inflaman los intestinos, permitiendo que ciertos desechos lleguen al sistema nervioso central y provocan el autismo.

En el nuevo estudio, se han realizado biopsias a 25 niños con autismo y con problemas gastrointestinales y a 13 niños sin problemas neurológicos pero con problemas gastrointestinales y no se han encontrado pruebas de huellas genéticas del virus del sarampión. Todos ellos habían sido vacunados a edades tempranas. Todos los niños tenían alrededor de 5 años al realizarse el estudio.

El sarampión, un virus altamente infeccioso conocido por su erupción cutánea de color rojo, infectaba anualmente miles de niños y mataba a cientos, hasta que la vacuna se masificó. Sin embargo, en EEUU, en lo que va del año, se han contado 131 casos de sarampión, el mayor número en la última década. La mayoría de los pacientes no eran vacunados. Los padres habían rechazado la vacunación.

Vía| myfoxstl

Escrito por | 7 de septiembre de 2008 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. MANU - 8 de septiembre de 2008 | 18:17

    NO PUEDO NI DESEO PROBARLO, PERO MI HIJO CON AUTISMO PARECIA COMPLETAMENTE NORMAL HASTA QUE SE VACUNO. COMPRENDO QUE NO SE DIGA PORQUE ES MAYOR EL BENEFICIO DE MILES QUE LA DESGRACIA DEL QUE LE TOCA, PERO AL QUE LE TOCA LE TOCA.

Deja una respuesta