Viajar en avión con niños

A veces, los niños lloran durante el despegue o el aterrizaje del avión; en la mayoría de los casos, no suele ser por dolor de oídos sino porque quien lo lleva en brazos no viaja tranquilo y lo sujeta con mucha tensión. Este suele ser el motivo del llanto. Las cabinas de los aviones están presurizadas, lo que garantiza que no haya cambios de presión y, por ende, que no le duelan los oídos. De todas maneras, si los padres quieren estar más tranquilos, le pueden dar un biberón de agua para que se distraiga un poco en esos momentos. También el chupete suele ser muy útil.

Es importante:

  • Llegar al aeropuerto con más tiempo del aconsejado; se evitarán así largas y cansadoras filas.
  • Llevar alguno de los juguetes preferidos del bebé para entretenerlo en el viaje y mientras se espera la salida.
  • Cambiarlo antes de subir al avión: lo ayudará a estar más cómodo.
  • Llevar una silla de ruedas plegable, para transportarlo en el aeropuerto. Al subir al avión, la azafata se ocupará de guardarla.
  • Identificar cada uno de los elementos del bebé (bolsa con ropa para cambiarlo, silla de ruedas plegable, etc.).

Escrito por | 1 de agosto de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Niños en los vuelos, la pesadilla de muchos viajeros - Crece Bebe - 26 de agosto de 2010 | 22:28

    […] un vuelo sin niños. ¿Lo más sorprendente? Un 9% de encuestados que además son padres prefieren viajar con sus hijos aunque lo más lejos posible de otros niños ya que, según su mirada, los suyos “saben […]

Deja una respuesta