Visitar al médico con un niño

En principio, no hay inconveniente en que los padres acudan a revisiones médicas acompañados de sus hijos. Es cierto que algunos niños lo pasan mal al presenciar cómo una persona extraña ausculta o explora a la madre o al padre. Pero eso se debe más bien a la propia actitud del adulto frente a los médicos.

Por ejemplo, si una madre va con pánico al dentista, el pequeño lo percibe y se asusta, convencido de que se trata de algo malo. Por el contrario, si la madre se muestra relajada y le transmite tranquilidad y confianza, su hijo asume que estos chequeos son algo natural y que no hay nada que temer, un mensaje que le será muy beneficioso para su propia relación con los médicos.

En la sala de espera, conviene prepararlo con explicaciones breves, del estilo: “Este señor va a mirarme los dientes, y después nos iremos a casa”. Tengamos en cuenta que en varias oportunidades deberemos asistir al médico y los horarios no siempre pueden ser adecuados a nuestras necesidades así que si no podemos dejar al pequeño en casa o con alguien lo mejor es hacerlos pasar lo mejor posible la espera, comprando algún libro o llevando cosas para entretenerse.

Escrito por | 24 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Padres

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta