Zonas diferenciadas en habitaciones infantiles

El carácter de la habitación de los niños dependerá, en último lugar, de la disposición general de las zonas, que corresponde a usos diferentes para funciones diversificadas: la de dormir (con la cama y sus accesorios), la de guardar la ropa (con los armarios y sus accesorios), la de jugar y trabajar, y también la de las actividades manuales e intelectuales, con la mesa y las correspondientes estanterías.

Pero, cuidado: estas distinciones entre las zonas funcionales diversificadas no deben contrarrestar la libre expresión del niño, que reúne varias actividades distintas y crea “confusiones” entre los diversos momentos y las funciones.

De ahí que se tratará, no de definir zonas funcionales, sino de acercar a los lugares de principal interés los lugares a los que el niño tendrá tendencia a volver, encontrando aquí sus juegos, allá sus libros, más allá las hojas de dibujo y, un poco más lejos, los equipos de deporte.

Esta correspondencia entre las zonas caracterizadas y los momentos de utilización de las mismas adquiere su valor educativo al permitir al niño comprender la noción de relación que existe entre el espacio y los objetos. Y entre sus diversas posiciones.

Escrito por | 27 de febrero de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Muebles y decoración

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta